martes, 13 de septiembre de 2011

Como clientes, usamos servicios todos los días.  Las empresas y otras instituciones utilizan también una amplia gama de servicios y compran, por lo general, en una escala mucho mayor que los individuos o las familias.  El hecho de encender una luz, escuchar la radio, hablar por teléfono, viajar en autobús, recibir una pizza a domicilio, enviar una carta, cortase el cabello, abastecer un automóvil con gasolina, extender un cheque, rentar un video o enviar la ropa a la tintorería son ejemplos de consumo de servicios de manera individual.  La institución en donde usted estudia es, en sí misma, una empresa de servicios compleja, pues además de proporcionar servicios educativos, las instituciones de colegios y universidades de hoy cuentas con bibliotecas y cafeterías, servicios de consejería, bolsas de trabajo, librería, servicios de fotocopiado, teléfonos y conexiones de Internet y, puede que incluso un banco.
Imprimir artículo

1 comentario:

JOSE A. SANCEZ dijo...

TOTALMENTE DE ACUERDO CON ESE ARTICULO, YA QUE EL MISMO PRESENTA VERDADES INCUESTIONABLES ACERCA DE LA REALIDAD DE LOS SERVICIOS HOY EN DIA. ME ENCANTO LEERLO,ME EDIFIQUE BASTANTE. SIGA ADELANTE Y MUCHOS EXITO.